‘Rogue One: Una historia de Star Wars’, digno spin-off galáctico

166231.jpg

Rogue One’ es el primer spin-off de ‘Star Wars’, ambientado entre los episodios III y IV y centrado en el robo de los planos de la Estrella de la Muerte.

En octubre de 2012 Disney desembolsó más de 4.000 millones de dólares por la compra de Lucasfilm, una cifra que a priori puede parecer desorbitada, pero que la compañía tenía previsto recuperar y rentabilizar solo con la explotación de una de las creaciones de la compañía de George Lucas: la saga ‘Star Wars’. Entre sus planes, una nueva trilogía que continuase los eventos mostrados en la trilogía original, estrenando un episodio cada dos años entre el 2015 y el 2019. Y, entre dichos episodios, un spin-off de la saga, siendo el primero la película que aquí nos ocupa y un segundo sobre el personaje de Han Solo, a estrenar en 2018. La idea de realizar estos spin-off fue acogida con cautela y no estuvo exenta de polémica entre los fans de la saga, ya que muchos se temían que Disney estropease su querida saga convirtiéndola en una franquicia anual sacacuartos. Todo temor ha quedado disipado con el estreno de ‘Rogue One’, que ha sido acogida con el beneplácito tanto de la crítica como del público.

Gareth Edwards, que venía de realizar el reboot de ‘Godzilla’, fue el elegido por Disney para ponerse al mando de este primer spin-off. Sin embargo, su labor ha quedado en entredicho tras filtrarse que los directivos de Disney no quedaron muy satisfechos con el primer resultado de la cinta y ordenaron volver a filmar casi la mitad del metraje, contratando para ello a Tony Gilroy. Disney intentó quitarle hierro al asunto alegando que el volver a rodar escenas era algo común en la industria y que Gilroy se encargaría solo de ayudar a Edwards. Futuras filtraciones indicaron que, en realidad, Edwards fue apartado y Gilroy estuvo al mando, llegando a embolsarse cinco millones de dólares por su trabajo. Todo esto hacía presagiar un sonoro fracaso, ya que hace poco se dio el caso de ‘Escuadrón Suicida’, cuyas regrabaciones estuvieron rodeadas por una gran polémica y el resultado final rozó el ridículo. Afortunadamente no ha ocurrido lo mismo con ‘Rogue One’, que ha salido airosa de toda la polémica previa al estreno y ha resultado ser una entretenida cinta que expande el universo de la saga y profundiza en él.

Mucho se habló también sobre la necesidad de realizar esta película, estando yo mismo en un primer momento entre los que argumentaban que no había tal necesidad, pero he de reconocer que funciona espléndidamente como precuela a la trilogía original, explicando y solventando uno de los defectos más comentados de dichas películas.

166232.jpg

La historia nos introduce a Jyn Erso, quien se ve obligada a huir tras observar cómo soldados del Imperio llegan a su hogar, matando a su madre y secuestrando a su padre, el científico Galen Erso, que será el encargado de construir la Estrella de la Muerte. Años después, Jyn se une al bando rebelde en una misión de alto riesgo para intentar robar los planos de dicha nave.

Al igual que ocurría en ‘Star Wars: El despertar de la fuerza‘, Disney vuelve a apostar por una protagonista femenina, interpretada en esta ocasión por la actriz británica Felicity Jones, estando acompañada por Diego Luna, Donnie Yen y Baze Malbus como sus compañeros rebeldes, Forest Whitaker como su protector y Mads Mikkelsen como su padre. En el lado del Imperio, Ben Mendelsohn ejerce de malo de la función. Cabe destacar entre los implicados a Mads Mikkelsen, mientras que la peor parte se la lleva Forest Whitaker, con un personaje repleto de tics y un tono verbal irritante (si bien esto puede ser culpa del doblaje). El problema es que, a pesar de la buena labor actoral, los personajes resultan un tanto planos y no se aprecia en ellos el carisma de los personajes de la trilogía original o de la nueva. 

En cuanto a lo ocurrido con la banda sonora, no queda sino culpar al estudio por lo sucedido. Michael Giacchino tuvo que sustituir a Alexandre Desplat a última hora, teniendo apenas un mes para terminar de componerla, siendo el resultado decepcionante si se compara con el trabajo realizado hasta ahora por John Williams. No es que llegue a ser mala, pero sí que pasa bastante desapercibida. 

Por otra parte, el ritmo de la película va de menos a más, teniendo la película un comienzo más lento y pausado y desembocando en un tercer acto que es uno de los más entretenidos de los vistos en cualquiera de los blockbusters de este año, siendo verdaderamente el punto fuerte de la película. Un clímax que se desarrolla en dos niveles: tierra y espacio, en el que todo funciona a la perfección gracias a un soberbio montaje. Además, la película cuenta con un final atípico y arriesgado, habiendo declarado el director que, cuando se lo presentó al estudio, no pensaba que se lo fuesen a permitir rodar.

Otro de los puntos fuertes de la película es la breve pero emocionante aparición de Darth Vader. Apenas dos escenas en las que nos recuerda por qué es uno de los villanos más famosos del cine.

original.jpg

En definitiva, ‘Rogue One’ no pasará a la historia como la mejor película de la saga, pero sí que resulta una entretenida aventura que expande el universo de ‘Star Wars’. Tiene sus defectos y dista de ser perfecta, pero su tercer acto hace que le perdonemos sus errores y que disfrutemos de este digno primer spin-off. 

Puntuación: 6/10

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s