‘The Neon Demon’, la belleza mata

THENEONDEMON_01.jpg

Nicolas Winding Refn presentó ‘Drive’ en el Festival de Cannes hace cinco años, donde obtuvo el elogio de crítica y público, llegando a alzarse con el premio a Mejor Director en aquella edición. Su estética ochentera y su mezcla de romanticismo y violencia encandiló a los asistentes al festival y su éxito provocó que se siguiese con mucho interés los futuros pasos de su director.

Dos años más tarde se estrenó ‘Solo Dios perdona’, cinta que visualmente se consideró heredera de ‘Drive’, si bien aquí Refn se preocupó más por la forma que por el contenido, dando lugar a un film hueco y decepcionante que no contó con el favor de la crítica ni del público.

Con estos antecedentes había mucha curiosidad por ver qué es lo que ofrecería Refn en su siguiente película, que serviría de cierre para esta trilogía tan particular. Si bien iba a optar por el camino tomado por ‘Drive’ o, en su lugar, seguiría la senda del exceso de ‘Solo Dios perdona’. ‘The Neon Demon’ fue estrenada en Cannes este año, pero su recibimiento quedó lejos del obtenido con ‘Drive’, y es que se acerca más a ‘Solo Dios perdona’ que a dicha cinta.

La película cuenta la historia de Jesse, una joven de quince años recién llegada a Los Ángeles que aspira a triunfar como modelo en el mundo de la moda.

o.jpg

Spoilers

Durante su primera mitad la película nos muestra el ascenso meteórico de Jesse; apenas acaba de llegar a la ciudad y firma con una conocida agencia de modelos, posa para un fotógrafo de prestigio y cierra una pasarela. El impacto de su llegada provoca la envidia de sus compañeras, que estarán dispuestas a todo con tal de “robarle” su  belleza. Esta parte de la película cuenta con escenas verdaderamente poderosas, pero que van acompañadas de algo más: una lograda creación de atmósfera y un desarrollo lógico del personaje de Jesse.

Desgraciadamente, en la segunda mitad de la película Refn se abandona por completo al exceso por el exceso y en pantalla se suceden todo tipo de escenas gratuitas que van de la necrofilia al canibalismo. Todo ello conlleva a un resultado redundante, pretencioso y, en muchas ocasiones, ridículo. Luis Martínez, crítico de El Mundo, describió la película como “sueño onanista de un director ebrio de sí”, y no cabe más que darle la razón. 

Fin de spoilers

the-neon-demon-_tnd5875_rgb.jpg

En definitiva, ‘The Neon Demon‘ cuenta con una primera mitad digna de elogio, con escenas visualmente preciosas y una trama que consigue que nos interesemos por el personaje de Jesse y lo que le sucede. Es en su segunda mitad cuando llegan los problemas, y es que un Refn tan desenfrenado como excesivo acaba destruyendo todo lo logrado anteriormente, provocando que el espectador desconecte de la película y observe con tedio las locuras que se muestran en pantalla. La película hace una clara crítica a la superficialidad imperante en el mundo de la moda, donde la belleza tan efímera es lo único importante (sirva como ejemplo lo dicho por el personaje del modisto: “Beauty isn’t everything. It’s the only thing.”), aunque lo mismo se podría decir de las últimas dos películas de su director. Una pena.

Puntuación: 4/10

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s