‘IT’, el miedo de no ser adulto

landscape-1490698212-it-movie-pennywise.jpg

27 años después (ay, la ironía) de la miniserie de televisión, llega a las pantallas esta nueva adaptación de la novela homónima de Stephen King.

En un principio, el proyecto recibió críticas por parte del público por considerarse que el formato cinematográfico no era el ideal para plasmar todos los eventos que suceden en el libro y que hubiese sido preferible optar por una miniserie. La dimisión de Cary Fukunaga, en pleno auge tras su labor en ‘True Detective’, por diferencias creativas con el estudio tampoco ayudó a pensar que Warner fuese a ser capaz de sacar adelante la película. A pesar de estas dificultades iniciales, la cinta ha obtenido grandes críticas desde su estreno y ha sido un auténtico éxito en taquilla, convirtiéndose en el mejor debut histórico durante el mes de septiembre en Estados Unidos, lo que ha llevado al estudio a anunciar que ya está en preparación su secuela, con vistas a su estreno en 2019.

Movie-Cast-2017.jpg

La película cuenta con dos partes muy diferenciadas entre sí. Por un lado, la cinta muestra el día a día de la entrañable pandilla de amigos que es El Club de los Perdedores en el pequeño pueblo de Derry, la amistad que surge entre ellos y los diferentes obstáculos a los que han de enfrentarse, tales como matones en el instituto, padres abusivos o el descubrimiento del primer amor. En este aspecto la película es intachable, plasmando perfectamente la vida y los pormenores de este grupo de amigos con una recreación soberbia el estilo de vida de finales de los ochenta. Es aquí, cuando la película resulta más entrañable y emotiva, donde tiene más fuerza, siendo una especie de versión más oscura y adulta de ‘Cuenta Conmigo‘. Por otro lado está todo lo relacionado con Pennywise, una criatura con aspecto de payaso que se aparece cada veintisiete años para alimentarse de los miedos de los niños.

Como ocurre en muchas novelas de Stephen King, los monstruos son lo de menos, por muy aterradores que resulten a primera vista. El verdadero terror no se esconde en Pennywise, sino que se encuentra bajo la superficie de ese pueblo aparentemente corriente en forma de padres que sobreprotegen a sus hijos, los ignoran o abusan de ellos. Una vez más, la búsqueda del terror en algo sobrenatural carece de sentido, yaciendo éste en los miedos, miserias y atormentadas vidas de los personajes.

Screen_Shot_2017_03_29_at_2.11.45_PM.0.png.jpg

La labor de Andrés Muschietti detrás de las cámaras es más que digna, lo que, sumado al envidiable trabajo de Chung-hoon Chung cargo de fotografía, hace que la película luzca de maravilla y poco se puede objetar respecto a la puesta en escena.

Sin embargo, es difícil no preguntarse cómo habría sido la versión de Cary Fukunaga. En un primer momento, el estudio aludió a cuestiones presupuestarias como elemento conflictivo, sin embargo el director ha mantenido que la razón no fue ésta, sino el hecho de que Warner buscaba darle un enfoque más comercial a la película. Fukunaga pretendía dotar a la cinta de una mayor carga de terror psicológico, mientras que Warner buscaba una aproximación al terror más directa, lo que ha dado lugar a la principal crítica que se le puede achacar a la película: el abuso del susto fácil que no añade nada a la historia. A pesar de no haber logrado estar en la silla de dirección, se han mantenido ciertas ideas suyas que han resultado ser muy efectivas, tales como el aspecto victoriano del payaso.

Por su parte, la elección de los actores no podría ser más acertada, puesto que todos están perfectos en sus papeles y aportan un gran carisma a sus personajes, logrando de este modo que nos impliquemos con ellos y lo que les sucede. Es cierto que algún personaje aparece algo desdibujado y no todos ellos tienen un desarrollo igual de trabajado, pero sí que se logra plasmar con esmero la amistad que surge entre ellos y los lazos que los unen. Mención especial merece Bill Skarsgård como el icónico Pennywise, cumpliendo con holgura tan complicado papel y sin caer en ningún momento en el ridículo.

it-movie-pennywise-losers.jpg

En definitiva, ‘IT‘ es una magnífica adaptación de la novela de Stephen King, que encuentra sus puntos fuertes en la recreación de la época y el carisma de sus protagonistas, adoleciendo solo de recurrir al susto fácil con mayor frecuencia de la que hubiese sido recomendable.

Puntuación: 7,5/10

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s